EN ESTE ARCHIPIÉLAGO ESTA PROHIBIDO MORIR

El archipiélago noruego de Svalbard, un grupo de islas en el océano Glacial Ártico, frente a Groenlandia, esconde numerosas peculiaridades tras sus escarpadas y blancas montañas.

 

Longyearbyen es el nombre de la capital de archipiélago en el que solo tres islas están habitadas: la del Oso, Hopen y Spitsbergen. En esta última, la mayor de las tres, se encuentra Longyearbyen.

Sus amenos 2.000 habitantes presumen de vivir en el pueblo más septentrional del planeta. Durante más de cuatro meses no ven la luz del sol y la vida se desarrolla tranquila, sin más sobresalto que encontrarse con uno de los miles de osos polares que pueblan la zona.


Lo más llamativo de este enclave es que allí está prohibido morir. Una ley que rige en Longyearbyen desde 1950 obliga a emigrar antes de pasar a la otra vida, debido a que los cuerpos no se descomponen en un hábitat en el que el frío puede alcanzar los 46 grados bajo cero y la máxima de las últimas dos décadas no alcanza los 18 grados en junio.

 

Los cementerios están prácticamente vacíos desde hace 68 años. En el caso de que a un habitante se le diagnostique una enfermedad terminal o se tema por su vida, debe ser trasladado. Incluso la Ley recomienda que las embarazadas se trasladen al sur, a la península, a lugares más cálidos de Noruega, para dar a luz.

 

DESDE EL PANEL.-  (guadalupe ochoa encalada) 

 

Please reload

Noticia Destacada

INICIAN NUEVA VIDA

January 23, 2020

1/10
Please reload

Archivo
Please reload

Etiquetas
Please reload

Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Reflexión de YouTube

© 2019 TODOS LOS DERECHOS RESERVADOS

PUNTO POR PUNTO PLATINO INTERNACIONAL